Visitas

Byadmin

Visitas

La relación directa y regular, conocida antiguamente como derecho de visitas, es justamente un derecho y obligación del padre o madre que no tiene el cuidado personal de su hijo (y también es un derecho del hijo). Y es que cuando el o la hijo/a menor se encuentran bajo el cuidado de uno de sus padres, o de un tercero, es necesario que se fije un régimen comunicacional para quien carece del cuidado personal respecto del niño pueda relacionarse con aquel en virtud del vínculo existente entre ambos.

Sino dejan ver a su hijo, debes interponer una demanda de relación directa y regular, solicitando al tribunal que corresponda que regule la forma en que podrás ejercer el derecho mencionado, partiendo de la base que todo niño o niña tiene derecho a mantener una relación directa y regular con su padre o madre que no tiene el cuidado personal de él o ella, y estos tienen el deber de mantenerlo con sus hijos.

Y es que si te has separado de tu pareja  y esta se ha quedado con el cuidado de tu hijo y no te deja verlo o te hace problemas para aquello, nada obtendrás con llamar a carabineros o poner una constancia, pues para que tu derecho de visitas (o derecho a mantener una relación directa y regular con tu hijo) se haga efectivo, es necesario que dicho derecho primeramente se regule en la forma como se ejercerá-

 Únicamente al regularse el derecho ya sea por un acuerdo en una mediación o por medio de una sentencia del juez, tú estarás facultado para ante el incumplimiento de lo fijado a pedir las medidas de apremio que contempla la ley ante el incumplimiento, como el arresto nocturno y hasta la prisión efectiva en caso de incumplimiento reiterado. Incluso, es posible que la persona que tiene el cuidado personal del niño sea privado de éste, ya que está vulnerando gravemente los derechos del niño.

Si necesitas un abogado no dudes en contactarte con nosotros

About the author

admin administrator